Francesc Riba

Francesc Riba

-Geriatre. Unitat Geriatria d'Aguts. Hospital de Granollers.
-Geriatra. Unidad Geriatría de Agudos. Hospital de Granollers.
Francesc Riba

¿Los ancianos de hoy en día con acceso a la tecnología, pueden ser más independientes y participar más socialmente? En la literatura cada vez se habla más de sensores avanzados y tecnologías que pueden mejorar la calidad de vida; ¿pero hasta qué punto? En marzo, Alberto Pilotto junto con otros colaboradores, en la revista Age and Ageing, publicaron un artículo sobre los retos y oportunidades que brinda la tecnología en Geriatría.

Así pues, ¿qué tecnologías se espera que tengan más relevancia en el ámbito geriátrico?

– Las tecnologías de la información y comunicación (TIC)  como herramientas destinadas a comunicar e informar mejor. Es decir, sistemas de soporte con videoconferencias con diversos dispositivos, fomentando la ubicuidad, servicios informáticos en línea y registros médicos electrónicos de salud mejorados con una historia clínica y social más interactiva.

– Las tecnologías de asistencia que incluyen herramientas informáticas diseñadas para mantener la independencia de las personas mayores y aumentar la seguridad.

  • Herramientas de monitorización con sensores y sistemas de alerta que avisan también a los cuidadores
  • Smart homes, que favorecen la autonomía y predicen comportamientos anormales y potencialmente peligrosos dentro de los hogares.
  • Sistemas de vídeo que permiten a los pacientes interactuar con otras personas.

– La robótica para apoyar a las personas mayores con movilidad o limitaciones cognitivas y también para la rehabilitación.

Entonces, las aplicaciones clínicas más prometedoras serían, transformar la vivienda en un entorno más seguro para garantizar que los ancianos permanezcan más tiempo y en mejor condiciones en sus propios hogares y comunidades. A su vez, mejorar el proceso de rehabilitación, potenciar la movilidad y la marcha, favorecer la comunicación y la calidad de vida reduciendo el aislamiento y, mejorando también la gestión de medicamentos.

Son muchos los factores que dificultan un uso amplio de la tecnología en la vejez, los problemas psicosociales y éticos, los costos y el miedo a perder la interacción humana. Una falta sustancial de ensayos clínicos apropiados para establecer el papel clínico de las tecnologías para mejorar el rendimiento físico o cognitivo y / o la calidad de vida de las personas y sus cuidadores sugieren que el modelo clásico de investigación biomédica puede ya no ser la mejor opción para evaluar tecnologías en personas mayores.

Es un artículo breve y sencillo, que invita a la reflexión de un tema con tanto futuro como tan poco presente.

Los puntos que destacaría son:

  • Las TIC, las tecnologías de asistencia y las tecnologías de interacción hombre-computadora, brindan soluciones innovadoras para mejorar la vivienda, la seguridad, la movilidad, la rehabilitación, la comunicación y la calidad de vida tanto de  personas mayores como de sus cuidadores
  • Las cuestiones psicosociales y éticas, la aceptación, los costos y el momento de la intervención pueden perjudicar el uso amplio de la tecnología en la vejez.
  • La falta de estudios más apropiados sobre aplicaciones clínicas en geriatría, pone de manifiesto que es necesario un gran esfuerzo en la colaboración interdisciplinaria para integrar la tecnología en los sistemas existentes de servicios de salud y sociales.

Adjunto enlace a la publicación: Pilotto, Alberto, Raffaella Boi, and Jean Petermans. "Technology in geriatrics." Age and ageing (2018).

 

Tags: , , ,