Ingrid Bullich

Ingrid Bullich

Tècnica en salut del Pla director sociosanitari at Departament de Salut de la Generalitat de Catalunya
Infermera especialista en Infermeria Geriàtrica. Doctora en Ciències Infermeres.
Enfermera especialista en Enfermería Geriátrica. Doctora en Ciencia Enfermeras.
Geriatric nursing. PhD in Nursing Science.
Ingrid Bullich

En Estados Unidos disponen de un sistema de calificación de residencias con estrellas (tipo los hoteles) para que las personas que tienen que ir a una residencia, y sus familias, tengan información que les facilite la decisión de cuál escoger: el Five-Star Quality Rating Sistem del Nursing Home Compare (NHC). Es un sistema que contiene tres dominios: resultados de inspecciones sanitarias, dotación de personal y medidas de calidad. Recientemente, han introducido las rehospitalitzaciones y las visitas a urgencias en los primeros 30 días de ingreso en la residencia como indicador de calidad.

El artículo de esta semana, en prensa de la Geriatric Nursing, tiene como objetivo explorar el efecto de la dotación de enfermería en las rehospitalitzaciones y las visitas a urgencias de los y las residentes de corta estancia (perfil postagudo con estancias inferiores a 100 días).
Utilizan los datos disponibles del 2016 de 11.132 residencias, descargables en el NHC (inspecciones sanitarias, personal, dotación enfermera, calidad,...). Las variables dependientes son: el porcentaje de personas que reingresa en el hospital y el porcentaje de personas que va a un servicio de urgencias, ambas antes del día 30 de ingreso en la residencia. Las variables independientes son: las horas por residente y día del total de personal de enfermería (incluye las diferentes categorías que tienen –RN, LPN, CNA-) y las horas por residente y día del personal enfermero (sólo enfermeras registradas –RN-). Como covariables se contemplan características de las residencias: titularidad, tamaño, afiliación a hospitales y tasa de ocupación.
Los resultados muestran que casi 1/4 de residentes reingresan antes del mes y 1/10 visitan un servicio de urgencias. Los reingresos y las visitas a urgencias tienen una correlación estadísticamente significativa (aunque floja). Un 11% de las residencias sólo disponen de una estrella en la dotación total de enfermería (están muy por debajo de la media), siendo otro 11% las que en tienen 5 (están muy por encima de la media) y teniendo el 63% de las residencias 3 y 4 estrellas. En cuanto a la dotación de enfermeras registradas, el 8% tiene una estrella y el 21% en tiene 5, teniendo el 55% restante entre 3 y 4 estrellas.
El modelo de regresión multivariante muestra que las residencias con más dotación total de enfermería pero menor de enfermeras registradas tienen más probabilidad de reingresos. Estos reingresos también se relacionan con la titularidad de los centros, siendo más probable que las residencias sin ánimo de lucro tengan porcentajes de reingreso más elevados y las públicas más bajos, comparado con las que tienen ánimo de lucro. En cuanto a las visitas a urgencias, también las residencias sin ánimo de lucro, menor índice de ocupación y con menor dotación de enfermeras registradas tienen mayor porcentaje de visitas a urgencias. A su vez, las residencias más grandes (≥ 151 camas) tienen menor porcentaje de visitas a urgencias.
Con los resultados obtenidos, el artículo recomienda a los administradores y responsables políticos considerar la necesidad de aumentar la proporción de enfermeras registradas en lugar de aumentar la dotación del total de personal de enfermería.
El estudio presentado se nutre de datos del NHC, con finalidades parcialmente alineadas a la Central de Resultados (CdR), herramienta de transparencia y benchmarking de los centros asistenciales catalanes. La semana pasada tuvo lugar una reunión para el consenso de indicadores de evaluación de los cuidados enfermeros para introducir algunos en la CdR. Más allá del consenso de los indicadores de calidad, será clave su utilización y el establecimiento de unos estándares mínimos de cumplimiento para garantizar la calidad asistencial de enfermería, así como tener en cuenta los diferentes niveles de profesionales de enfermería (auxiliares de enfermería, enfermeras, enfermeras especialistas, etc.). Conocer las herramientas de comparación que se utilizan en otros países, así como las recomendaciones que hacen en cuanto a la dotación de personal de enfermería, seguro que nos ayudará a avanzar (cuando menos, a mi me ha hecho reflexionar sobre si, qué y cómo podemos adaptar del NHC en nuestro entorno).
Podéis encontrar el artículo a partir del siguiente enlace:
https://www.gnjournal.com/article/S0197-4572(18)30388-4/fulltext
PD: Si no la conocéis, os recomiendo echar un vistazo al web Nursing Home Compare https://www.medicare.gov/nursinghomecompare/search.html

 

Tags: , , , ,