…’’El balance de la intervención quirúrgica fue desfavorable. Perdí todo: perdí hematíes, memoria, dioptrías, capacidad de concentración… En el quirófano entró un hombre inteligente y salió un lerdo. Imposible volver a escribir. Lo noté enseguida. No era capaz de ordenar mi cerebro. Me faltaban facultades físicas e intelectuales. Estaba acabado’’…

Aunque vivió hasta el año 2010, el escritor Miguel Delibes consideró su muerte literaria en la mesa de quirófano en 1998 donde fue intervenido de un cáncer colorectal. No volvió a escribir ninguna obra más. Estas frases son parte de un texto que encabezaba el Volumen I de Las Obras Completas (Circulo de lectores)en el que el escritor fallecido se despedía de la literatura.

Actualmente cada vez son más el número de personas mayores sometidas a procedimientos quirúrgicos y de hospitalización. En este artículo publicado en mayo de 2018 en la Revista Age and Ageing se intenta determinar si tanto una hospitalización como una cirugía bajo anestesia general se asocia con un peor rendimiento cognitivo. Utilizando la base de datos TILDA, que es una cohorte longitudinal representativa de una población estudio de adultos mayores de 50 años de Irlanda. Así realizaron un estudio longitudinal evaluando la memoria, función ejecutiva y la cognición global en 8.023 individuos, donde excluyeron pacientes con deterioro cognitivo, demencia filiada y aquellos que llevaban fármacos específicos para ella.

Se evidenció un peor rendimiento cognitivo en los dos grupos comparando con los no hospitalizados, demostrando así que existen consecuencias cognitivas tras un procedimiento quirúrgico y un perjudicial impacto de la hospitalización sobre la cognición.

Además de la fisiopatología, las causas directas de la afectación cognitiva son variadas y no quedan del todo claras: la anestesia, la enfermedad de base que lleva a hospitalización, la medicación, la propia cirugía o el conjunto en sí…; Es importante la prevención de delirium tanto como su correcto manejo pero también es importante conocer y evitar las complicaciones clínicas, funcionales y cognitivas en las que puede derivar dado que se aumenta considerablemente la comorbilidad y mortalidad.

Una mejor comprensión y concienciación del delirium  así como establecer nuevas estrategias para evitar la hospitalización, la polimedicación y un mejor control de las enfermedades crónicas nos ayudarán a evitar complicaciones a corto/medio y largo plazo.

ref.: Hospitalisation and surgery: are there hidden cognitive consequences? Evidence from The Irish Longitudinal study on Ageing (TILDA) 

Age and Ageing 2018; 47: 408–415 

doi: 10.1093/ageing/afy020