Cristina Roqueta

Cristina Roqueta

Metgessa geriatra. at Parc de Salut Mar. Centre Fòrum. Barcelona.
Doctora en Medicina per la Univeritat Autònoma de Barcelona (UAB). Professora Associada de la UAB. Membre del grup d'Ortogeriatria de la Societat Catalana de Geriatria i Gerontologia.
Cristina Roqueta

Me gustaría comentar un artículo observacional publicado recientemente en la revista JAMA Internal Medicine sobre el uso de betabloqueantes en ancianos institucionalizados.

El objetivo fue evaluar la asociación entre el uso de betabloqueantes después de un infarto agudo de miocardio (IAM), y el deterioro funcional, la mortalidad y los reingresos hospitalarios.

La población de estudio fue ancianos hospitalizados por IAM durante un periodo de 3 años, que procedían de residencias (tiempo mínimo de 30 días antes de la hospitalización), sin tratamiento con betabloqueantes en los últimos 4 meses y dados de alta a residencia. Se excluyeron los que murieron, los rehospitalizados y los que abandonaron la residencia a los 14 días del alta. También se excluyeron los pacientes con muy mal pronóstico inicial [evaluado mediante Changes In Health, End-stage Disease, and Signs and Symptoms (CHESS), valor de 5] y los de situación funcional extremadamente deteriorada (Morris Scale of Independence in activities of daily living, valor ≥ 24).

Se incluyeron 10992 pacientes, (70,9% mujeres), con edad media de 84 años; a 5496 se les prescribió betabloqueantes al alta y a 5496 no.
Los pacientes en tratamiento con betabloqueantes tenían a los 90 días más riesgo de sufrir deterioro funcional (14%), menos riesgo de morir (26%) y tasas similares de reingresos hospitalarios respecto a los que no recibieron el tratamiento.

El riesgo de deterioro funcional en pacientes en tratamiento con betabloqueantes fue más elevado en ancianos con deterioro cognitivo moderado-severo, y/o con mayor dependencia funcional previa. En cambio, los pacientes con estado funcional y cognitivo relativamente preservado no tenían riesgo de deterioro funcional. Los beneficios de los betabloqueantes en la mortalidad fueron similares en todos los grupos.

Como limitaciones destaca que se trata de un estudio observacional, la influencia de prescripción de otros fármacos y la exclusión de los pacientes que murieron o reingresaron durante los primeros 14 días del alta hospitalaria.

Comentario:
Aunque algunos estudios han sugerido que los betabloqueantes son generalmente bien tolerados en población anciana, existen pocos estudios disponibles sobre su perfil de efectos adversos en ancianos frágiles. En el presente estudio queda reflejada una vez más la importancia de la evaluación funcional y cognitiva de nuestros pacientes para llevar a cabo un plan terapéutico individualizado.

Cita:
Steinman MA, Zullo AR, Lee Y, Daiello LA, Boscardin WJ, Dore DD, Gan S, Fung K, Lee SJ, Komaiko KD, Mor V. Association of β-Blockers With Functional Outcomes, Death, and Rehospitalization in Older Nursing Home Residents After Acute Myocardial Infarction. JAMA Intern Med. 2017;177(2):254-262.

Link: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/?term=JAMA+Intern+Med+2017%3B177(2)%3A254-262

 

Tags: , , , ,