Francesc Riba

Francesc Riba

-Geriatre. Unitat Geriatria d'Aguts. Hospital de Granollers.
-Geriatra. Unidad Geriatría de Agudos. Hospital de Granollers.
Francesc Riba

Hay que reconocer que identificar personas que presentan una expectativa de vida limitada y que requieren un cambio de enfoque en sus objetivos, no es siempre fácil y es esencial para la toma de decisiones. Un IFe puede ser una valoración cuantificada del grado de reserva fisiológica. Una herramienta innovadora que utiliza datos de rutina de la historia clínica para identificar el grado de fragilidad de las personas mayores. Así pues, un IFe puede ser un punto de partida para elaborar un plan terapéutico.

La atención primaria es un entorno ideal para identificar la fragilidad. En una entrada anterior, ya se habló de un IFe validado y basado en el acúmulo de déficits. En efecto, un IFe ayuda a identificar y predecir resultados adversos para personas mayores, pero ha habido poca investigación sobre su utilidad para predecir la mortalidad individual.

Esta semana os presentamos un estudio prospectivo de casos y controles, basado en los IFe de 13,149 individuos de 75 años o más del Reino Unido, que fallecieron entre el 01/01/2015 y el 01/01/2016. Se emparejaron cada caso con su control según edad y sexo. Se utilizó las puntuaciones del IFe 3 meses antes del fallecimiento en el grupo casos y 3 meses antes del 1 de enero de 2016 para los sobrevivientes o grupo control. Se realizó un análisis de curvas ROC para determinar la capacidad predictiva de mortalidad del IFe a los tres meses. Se buscó el punto de corte óptimo para que la fragilidad se asociara con la mortalidad al menos con una sensibilidad del 75%, aunque la especificidad fuera menor, ya que las propuestas sobre el cuidado al final de la vida pueden ser también aceptadas para aquellos que no morirán en poco tiempo. Resultó que un IFe >0.19 predijo la mortalidad a los tres meses con un área bajo la curva del 69% correspondiendo a una sensibilidad del 76% y una especificidad del 53%.

Aspectos que destacar del estudio:  

  • Aunque el eFI es un predictor fuerte de mortalidad en el ámbito poblacional, su uso para individuos es mucho menos claro.
  • Este estudio demuestra que una sola medida de fragilidad tiene un bajo valor predictivo de mortalidad a nivel individual, incluso cerca de la muerte. El uso de un IFe >0’19 propuesto para predecir la mortalidad en personas mayores podría sobreestimar el número de individuos con pronóstico limitado y conducir a una selección inadecuada de recursos.
  • Se necesitan más trabajos para examinar si el cambio temporal de las puntuaciones de fragilidad puede predecir mejor las necesidades de cuidado al final de la vida.

Para acabar, tan solo quiero recordar que la detección de la fragilidad tiene más beneficios a parte de la orientación en la toma de decisiones. Un índice de fragilidad por ejemplo también puede ayudar a incluir un paciente en un programa de prevención de caídas o a ser derivado para una valoración geriátrica integral.

Adjunto enlace del estudio: Evaluating frailty scores to predict mortality in older adults using data from population based electronic health records: case control study.

 

Tags: , , , , ,