Daniel Colprim

Daniel Colprim

Metge Geriatre at Hospital Comarcal d'Amposta
En el moment actual treballo a la unitat de mitja estada polivalent del Hospital Comarcal d'Amposta.Estudiant de doctorat per la UAB,sobre transicions assistencials i trasllats potencialment evitables des de centres d'atenció intermèdia als hospital d'aguts.
Daniel Colprim

La atención de las personas mayores a urgencias está aumentando de forma significativa en los últimos años. Ante esta realidad, es importante detectar cuáles de estos son frágiles, para así poder hacer intervenciones dirigidas a la prevención de las complicaciones asociadas con esta. Pero la detección de la fragilidad a urgencias no es fácil, y es necesario disponer de escalas que sean fáciles de utilizar con el mínimo de tiempo posible.
Recientemente Amy Elliott y colaboradores, han publicado en la revista Age and Ageing un estudio con metodología cualitativa y cuantitativa en el que valoraban la aplicabilidad y facilidad de uso de diferentes escalas de fragilidad. Este se realizaba mediante una valoración por parte de los profesionales de urgencias.

El estudio consistió en diferentes fases:

La primera, mediante una encuesta dirigida a los participantes de un simposio de fragilidad. Dónde se les preguntaba qué características debería tener una escala de fragilidad a en urgencias. Responden mayoritariamente: 1) multidimensional, 2) corta (menos de 5 minutos) y 3) previamente validada. Partiendo de estos criterios se realizó una revisión sistemática que detectó 4 escalas de fragilidad: 1) Clinical Frailty Scale (CFS), 2) Identification of Seniors at Risck (ISAR), 3) SilverCode y 4) PRISMA-7.

Posteriormente, 236 profesionales del servicio de urgencias de Leicester las valoraron mediante unos casos clínicos en viñetas. Como "outcomes" principales utilizaron: 1) La disposición a volver a utilizar la escala de fragilidad, 2) El tiempo necesario para completarla, 3) la facilidad de utilización y 4) el porcentaje de coincidencia entre la valoración clínica de fragilidad y el resultado de las escalas.

Respecto a los resultados, sin mostrar diferencias significativas, podemos observar:

CFS ISAR PRISMA-7 Silver Code
¿La utilizarías en un futuro? 75% 85% 79% 62%
Mediana de tiempo en aplicarla (segundos) 41 66 52 54
Concordancia entre la valoración clínica y resultado de la escala (Kappa score) 0.68 0.8 0.72 0.44
Mediana de facilidad de puntuación (máximo 5) 4 4 4 5
Preferencia respecto a otras escalas. 29% 23.4% 22.4% 24.8%

El artículo nos habla de diferentes escalas de valoración de la fragilidad en urgencias. Todas ellas valoradas con una alta puntuación para su facilidad de uso. Así todo, a la luz de los resultados parece que la "Clinical Fraility Scale" es la más rápida de utilizar con una mejor detección de la fragilidad no dependiendo de los criterios clínicos de los profesionales.
Cabe destacar que estas escalas nos ayudan a detectar aquellos pacientes en urgencias con riesgo de presentar efectos adversos de salud asociados a la fragilidad. Y que nos deben llevar a más valoraciones para hacer una atención integral. Además, nos pueden ayudar a tomar decisiones respecto a la intensidad terapéutica, detección de riesgo vital, o de riesgo de reingreso al alta.


Puntos principales:
-La fragilidad es un importante marcador de efectos adversos de salud para las personas mayores que va a urgencias.
-Son necesarias escalas de fragilidad que se puedan aplicar con facilidad en urgencias.
-Identificar los pacientes frágiles en urgencias nos ayudaría a hacer más valoraciones integrales, a mejorar la toma de decisiones y determinar riesgos futuros.

 Podéis encontrar el artículo en el siguiente enlace:

https://academic.oup.com/ageing/article-abstract/doi/10.1093/ageing/afx089/3854662/Identifying-frailty-in-the-Emergency-Department?redirectedFrom=fulltext

 

 

 

Tags: ,