Ester Risco

Ester Risco

Infermera at Hospital Clínic de Barcelona/ Universitat de Barcelona
Investigadora en el grup de recerca CURES A LA GENT GRAN DEPENENT (CGGD).
Ester Risco

Los que me conocen saben cómo me gusta el tema de la comunicación. Sobre todo, entendiéndola como un gran reto dentro de la coordinación asistencial. Es por eso, que en esta ocasión he escogido un artículo recientemente publicado en la revista Geriatric Nursing y que nos habla sobre las dificultades de seguir un método estructurado para la comunicación entre enfermeras, durante los traslados de pacientes.

Las condiciones estructurales y organizativas del sistema sanitario no siempre favorecen que haya una buena comunicación entre los profesionales que cuidamos de los pacientes. Un traspaso de información ineficiente puede llegar a ocasionar errores con consecuencias importantes. Por ejemplo, sobre las estancias hospitalarias, incrementando el gasto y la insatisfacción de los mismos pacientes. Desde varios organismos que trabajan en el ámbito de la calidad, se han hecho recomendaciones con el objetivo de implementar nuevas técnicas para mejorar la comunicación. Una de ellas es SBAR (Haig et. al. 2006):

  • Situation - Situación o problema
  • Background - Antecedentes
  • Assessment - Evaluación
  • Recomendation - Recomendaciones

A nivel internacional existe evidencia suficiente para demostrar su efectividad, pero en la práctica diaria encontramos poca adherencia en el uso de este instrumento por parte de las enfermeras, sobre todo en el ámbito de la atención de larga estancia. Por este motivo, los autores de este estudio decidieron explorar la percepción y los factores que influyen en la aplicación de esta técnica en un centro de larga estancia, para intentar reducir traslados potencialmente evitables hacia un hospital de agudos.

El estudio se realizó en un centro de 230 camas en Montreal, Canadá. De 61 enfermeras se realizaron 30 entrevistas semiestructurades donde se exploraba la actitud frente el instrumento SBAR. En paralelo se obtuvieron datos sobre el traslado de pacientes hacia los hospitales de agudos, y se asociaron con las características de los residentes, enfermeras y el registro.

A partir de las entrevistas, se extrajo que el principal motivo para utilizar el instrumento era comunicarse con los médicos del centro (59%). Y el segundo, para explicar un cambio en la situación del paciente entre colegas (48%). La gran mayoría (85%) creían que era útil para estructurar la información pero que a la requería demasiado tiempo y se duplicaba información ya registrada en otros apartados. Se estudiaron también las historias clínicas de aquellos pacientes que habían sido trasladados del centro a un hospital de agudos. Lo más destacable era que prácticamente no había registro sobre la situación aguda que había provocado el traslado en la mayoría de casos, ni tampoco información previa al traslado que fuera documentada con este instrumento. Al comparar los años de experiencia de las enfermeras con el hecho de utilizarlo o no, a pesar del tamaño de la muestra, se encontraron diferencias significativas (p=0.01), siendo más infrecuente en las enfermeras de más de 5 años de antigüedad. La principal razón manifestada para no utilizarlo era la falta de formación.

En esta ocasión comprobamos que el instrumento SBAR no resulta ser demasiado efectivo. Se recomienda validar un instrumento específico para esta población, y buscar nuevas maneras de facilitar el intercambio de información entre enfermeras, sobre todo ante situaciones agudas o complejas.

Pasan los años y seguimos con los mismos problemas recurrentes. Agudizaciones mal documentadas, traspasos poco explícitos en cuanto a los cuidados enfermeros y altas incompletas. Es por eso que se me ocurre hacer el salto hacia la innovación y buscar alternativas más actuales. Las tecnologías de la información y la comunicación en la sociedad actual han favorecido la inmediatez y la fluidez de la información. Por eso, tal como en otros campos de la salud ya está pasando, ¿por qué no utilizarlas en el reto de la comunicación profesional? ¿Quién se anima a lanzar ideas?

Haig KM, Sutton S, Whittington J. SBAR: a shared mental model for improving communication between clinicians. Jt Comm J Qual Patient Saf. 2006 Mar 32(3):167-75.

Ballard SA, Peretti M, Lungu O, Voyer P, Tabamo F, Alfonso L, Cetin-Sahin D, Johnson SMA, Wilchesky M. Factors affecting nursing staff use of a communication tool to reduce potentially preventable acute care transfers in long-term care. Geriatr Nurs. 2017 Apr 24. pii: S0197-4572(17)30066-6. doi: 10.1016/j.gerinurse.2017.03.012. [Epub ahead of print]

Podéis encontrar el artículo a: http://www.gnjournal.com/article/S0197-4572(17)30066-6/fulltext

 

 

Tags: , , ,