El uso no indicado de los antipsicóticos es común en los hospitales, con mayor frecuencia para el tratamiento del delirio y más aún en pacientes mayores de 75años.

Disponemos de dos revisiones sistemáticas publicadas en las que se concluye que no existen pruebas suficientes para justificar el uso de antipsicóticos para la prevención o el tratamiento del delirio, en su mayoría sobre la base de limitaciones metodológicas significativas de los estudios existentes y resultados contradictorios de los mismos.

Los antipsicóticos además de asociarse a un aumento del riesgo de caídas y de mortalidad, también se asocia a un aumento del riesgo de padecer neumonía por aspiración en entornos residenciales. Sin embargo, la asociación en individuos hospitalizados, no había sido explorada hasta ahora:

Desde la Journal of the American Geriatrics Society nos muestran un estudio de cohortes retrospectivo publicado recientemente en el que investigan y evidencian la asociación entre la exposición a los antipsicóticos y el desarrollo de neumonía por aspiración durante la hospitalización, especialmente en los adultos mayores.

Los mecanismos hipotéticos de presentarla serían dos: En primer lugar, la sedación, un efecto conocido de los antipsicóticos, puede ocasionar dificultades para manejar las secreciones y proteger las vías respiratorias. En segundo lugar, los antipsicóticos promueven la disfagia orofaríngea directamente.

En el presente estudio se incluyó una cohorte de 230635 hospitalizaciones no psiquiátricas incluidas de enero de 2007 hasta julio de 2013; de los que finalmente quedaron146552 pacientes. El rango de edad fue de entre 18 a 107 años. La exposición antipsicótica ocurrió en el 7.1% de las hospitalizaciones.

La neumonía por aspiración se produjo en el 0,4% de las hospitalizaciones. La incidencia de neumonía por aspiración fue del 0,3% en individuos no expuestos y del 1,2% en aquellos con exposición a antipsicóticos (odds ratio (OR) = 3,9; intervalo de confianza (IC) del 95% = 3,2-4,8). Después del ajuste, la exposición a antipsicóticos se asoció significativamente con la neumonía por aspiración (OR ajustada = (aOR) = 1,5, IC del 95% = 1,2-1,9).

Por otro lado también se vio como los mayores de 75 años tenían más del triple de incidencia de neumonía por aspiración que los menores de 65 años.

En conclusión, en esta cohorte de hospitalizaciones no psiquiátricas, los antipsicóticos se asociaron con una probabilidad más que considerable de desarrollar neumonía por aspiración durante la hospitalización. Este riesgo debería considerarse cuando se prescriben antipsicóticos para fines no aprobados.

REF.: JAGS 65:2580–2586, 2017

DOI: 10.1111/jgs.15066