Neus Gual

Neus Gual

Metgessa especialista en geriatria del Parc Sanitari Pere Virgili.Co-coordinadora del #GeribloC.
Neus Gual

Entrar en quirófano conlleva siempre un riesgo, y sabemos que un alto riesgo preoperatorio aumenta el riesgo de mortalidad y de complicaciones postoperatorias. De ahí que en los últimos años se está trabajando y estudiando el impacto de lo que llamamos prehabilitación, entendida como una intervención previa a la cirugía para aumentar la reserva fisiológica del paciente para que aguante mejor el estrés de la cirugía, evitando las complicaciones . Y como habitualmente suele ocurrir, la evidencia en personas de edad avanzada, más vulnerables y/o con pluripatología es todavía escasa. Por eso es muy interesante leer el artículo que publican Anael Barberan-Garcia et al en la revista Annals of Surgery, donde presentan los resultados de realizar una prehabilitación en pacientes de alto riesgo tributarios de cirugía mayor abdominal. Se trata de un ensayo clínico randomizado, ciego, donde se quiere determinar cuál es el impacto de una intervención previa a la cirugía (basada sobre todo en un aumento de la actividad física y ejercicios de resistencia de alta intensidad) en pacientes de alto riesgo quirúrgico. Criterios de inclusión: candidatos a cirugía mayor abdominal electiva, con alto riesgo quirúrgico (> 70 años y/o ASAIII/IV), con moderada-baja capacidad funcional (Duke Activity Sastus Index <46) y con mínimo 4 semanas de tiempo antes de la intervención quirúrgica. Uno de los elementos más destacados de esta intervención es el alto grado de personalización, conseguida mediante la realización de entrevista motivacional, con la que se intenta co-diseñar con los pacientes una intervención personalizada y mejorar la adherencia. La intervención física se basa en aumentar la actividad física habitual y en ejercicios de resistencia de alta intensidad supervisados, siempre personalizado para cada paciente. Finalmente se incluyen 125 pacientes (63 control; 63 intervención), de 71 años de media, obteniendo resultados muy satisfactorios: los pacientes del grupo intervención consiguen mejorar de forma significativa su capacidad aeróbica, disminuye el número de pacientes con complicaciones post-quirúrgicas a la mitad (31% vs 62%; p = 0.001), disminuye la taza de complicaciones cardiovasculares (p = 12:03), infecciosas indeterminadas (0.013) y por íleo paralítico (p = 0.001), y finalmente también se observa una disminución significativa de la estancia en la UCI (3 vs 12 días; p = 0.046).

Resulta muy interesante ver que, también estos pacientes de mayor riesgo, pueden beneficiarse de una prehabilitació antes de la cirugía. Se trata de una práctica que, como geriatras, deberíamos integrar y promocionar en nuestros entornos, y también seguir evaluando los resultados porque faltan, como siempre, más estudios que apoyen esta evidencia entre nuestros pacientes. Uno de los posibles aspectos a seguir estudiando es ver si, con programas de prehabilitación, no sólo podemos mejorar los resultados post-quirúrgicos de los pacientes geriátricos, sino conseguir que pacientes a priori descartados para cirugía por alto riesgo quirúrgico, pudieran pasar a ser "operables" después de un programa de prehabilitación.

 

Artículo: Barberan-Garcia A et al. Personalised Prehabilitation in High-risk Patients Undergoing Elective Major Abdominal Surgery: A Randomized Blinded Controlled Trial. Ann Surg. 2018 Jan;267(1):50-56.

 

Tags: , ,