Mariona Espaulella

Mariona Espaulella

Metge geriatre - Hospital Universitari de la Santa Creu de Vic.

Médico geriatra - Hospital Universitari de la Santa Creu de Vic
Mariona Espaulella

El envejecimiento de la población es actualmente una realidad y las curvas de población nos muestran que la población que más aumenta es la de los mayores de 85 años. Además, sabemos que este grupo poblacional son usuarios frecuentes de los servicios de salud y social ya que a menudo tienen un número de comorbilidades relevante. Este hecho sitúa los sistemas de salud y social bajo una demanda sin precedentes. La tecnología muchas veces es vista como un mecanismo para reducir los costes asociados a esta demanda a través del uso de aparatos de "telehealthcare", es decir aparatos que ofrezcan atención de salud y cuidados en el domicilio como pueden ser los dispositivos de teleasistencia, sistemas de prevención de caídas, dispensadores de medicamentos ...

Aunque el diseño de estos aparatos tecnológicos está enfocado a mejorar la capacidad de los ancianos para alargar el tiempo que son capaces de vivir independientes en el domicilio, muchas veces su diseño y producción no incluye las opiniones de éstos. En consecuencia, hay numerosas dificultades para su uso, provocando que a menudo estos dispositivos no sean utilizados de forma rutinaria por los usuarios a los que van destinados. Es por este motivo que este artículo plantea la realización de un estudio cualitativo a través de grupos focales con usuarios y entrevistas con expertos del sector para abordar los diferentes puntos de vista sobre el uso de estos dispositivos.

En los resultados de este estudio cualitativo destacan una amplia gama de problemas en relación a estos dispositivos, que se asocian a un diseño inadecuado según destacan tanto usuarios como expertos. Plantean que en general estos dispositivos son poco estéticos, poco intuitivos (lo que dificulta su utilidad y facilidad de uso) y muchas veces no están pensados ​​para cubrir las necesidades reales de los usuarios finales.

Así pues para tener dispositivos con un buen diseños deben ser intuitivos para los usuarios y cubrir las necesidades que estos tienen, es por eso que será de mucha ayuda contar con la contribución de estos usuarios en el diseño de estos aparatos.

La tecnología es una gran herramienta para ayudar a mejorar el día a día a todo el mundo, pero esta debe estar bien enfocada a las personas que lo van a utilizar y al mismo tiempo tiene que cubrir una necesidad concreta, sino por muy fantástico que sea un dispositivo éste quedará en desuso. Es cuestión de tiempo conseguir que fabricantes y consumidores encuentren los diseños ideales que beneficien ambas partes.

Si alguien está interesado en profundizar en este tema aquí os dejo la referencia de estos artículos: Campling et al. A qualitative analysis of the effectiveness of telehealthcare devices (i) are they meeting the needs of end-users? BMC Health Services Research (2017) 17:45

 

Tags: