Daniel Colprim

Metge Geriatre at Hospital Comarcal d'Amposta
Metge de la unitat de mitja estada polivalent del Hospital Comarcal d'Amposta.Doctor per la UAB, sobre transicions assistencials i trasllats potencialment evitables des de centres d'atenció intermèdia als hospital d'aguts. Redactor del #GeribloC
Daniel Colprim

La fragilidad es un tema ampliamente estudiado en la actualidad, en todos los niveles asistenciales pero donde seguramente hay menos evidencia es en el ámbito residencial. Aunque hay una revisión sistemática sobre la prevalencia de fragilidad, las intervenciones para disminuirla en este ámbito son aún escasas y es necesaria más evidencia.

Os presento un estudio, publicado el mes de Marzo al JAGS, randomizado con un único ciego de una intervención multicomponente para disminuir la fragilidad en 10 centros residenciales de Gipuskoa.

Los participantes fueron 112 personas mayores de 70 años, con una puntuación basal del Índice de Barthel superior a 50, y puntuación al MEC-35 superior a 20. Era necesario que fueran capaces de estar de pie y caminar de forma independiente un mínimo de 10 minutos. Se randomizó al Grupo Intervención (GI) con 57 pacientes y al Grupo Control (GC) con 55.

La intervención consistió con dos sesiones semanales, de una hora de duración, que englobaba ejercicios de fuerza muscular y de equilibrio adaptados a cada paciente, conjuntamente con recomendaciones para la deambulación.

La fragilidad fue valorada por 4 escalas diferentes al inicio de la intervención y los 6 meses. Estas fueron: 1) Fenotipo de fragilidad de Fried, SPPB, SOF índice y el indicador de fragilidad de Tilburg. Los acontecimientos adversos relacionados con la fragilidad se registraron un año antes y uno después de la intervención. Este fueron: Índice de Barthel, número de caídas, visitas al servicio de urgencias, hospitalizaciones y mortalidad.

En los resultados los autores, observan una menor prevalencia de fragilidad a los 6 meses según el fenotipo de la fragilidad de Fried, SPPB y el indicador de fragilidad de Tilburg. Una disminución del Índice de Barthel al GC a los 12 meses, a diferencia del GI que es mantuvo estable. En cuanto a las caídas observan un igual número de caídas en el 2 grupos antes y después de la intervención; pero durante la intervención se vieron menos caídas al GI respecto al GC. Menos mortalidad al año en el GI.

Los autores destacan que los resultados que obtienen son consistentes con otros estudios que avalan la reducción de la fragilidad mediante el ejercicio físico en el ámbito residencial. Y este es el primero que valoran escalas como el indicador de fragilidad de Tilburg y el SOF índice. También destacan la necesidad de mantener el ejercicio físico el máximo de tiempo posible a las residencias, ya que éste ha demostrado una reducción de las caídas. Del mismo modo, al igual que otros estudios no ha demostrado disminuir las consultas a urgencias ni las hospitalizaciones. Hacen hincapié en que es el primer estudio en valorar de forma simultánea 4 escalas de fragilidad y que este es uno de los estudios realizados con ámbito residencial con más personas y de más duración.

Pueden encontrar el artículo en el siguiente enlace:  https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/30891748

 

Tags: ,